La LOMLOE, también llamada Ley Celaá, suprime derechos fundamentales de los alumnos y familias reflejados en nuestra Constitución.

No es fruto del pacto ni del consenso educativo, se tramita a toda prisa en pleno ESTADO DE ALARMA. Ataca a la asignatura de religión que es optativa en los centros e impone otra asignatura. Relega la enseñanza concertada, a ser subsidiaria de la pública.

Bajo el hashtag #ReliSumaMás, un canal de youtube conjunto de todas las Delegaciones Diocesanas de España, que busca y defiende la libertad educativa , promueve el respeto y diálogo en toda la amplitud del fenómeno religioso y en especial de la confesión católica, se ha convocado una quedada en Twitter el 18 de junio a las 12.00 y 17.00 h. para reivindicar la libertad de educación.